¿Crédito hipotecario o préstamo personal? Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imagen ¿Crédito hipotecario o préstamo personal?

¿Crédito hipotecario o préstamo personal?

España es la nación europea con más propietarios inmobiliarios, generalmente de su domicilio habitual, pero también de segundas viviendas para vacaciones o inversión.

La adquisición, normalmente se formaliza en una operación de financiación, coloquialmente  denominada "CRÉDITO HIPOTECARIO" .

Mientras las circunstancias de los deudores, se resuelven con normalidad abonando las cuotas mensuales, no se presta demasiada atención a cuanto se ha contratado en la escritura de financiación.

El problema surge, cuando existiendo incapacidad de pagos, se pretende, entregar al financiador el inmueble en cuestión, o se ejecuta judicialmente y se llega a perder la vivienda.

Esa situación, que, si bien no llega a constituir alarma social, si genera un ambiente negativo, por desinformación, propiciada por las Entidades financieras y extendida por los medios de comunicación.

Porque, siendo verdad que existe una hipoteca, no es cierto que sea toda la verdad.

Normalmente, la escritura notarial de financiación, no suele ser de CRÉDITO, sino de PRÉSTAMO, y además es, en principio, con garantía PERSONAL, que, de conformidad con nuestra legislación, el deudor, llamado PRESTATARIO, responde con todos sus bienes, presentes y futuros, incluidos en ellos, el propio inmueble financiado.

Si los prestatarios son más de uno, el PRÉSTAMO PERSONAL es SOLIDARIO. Es decir responden de todo, todos los firmantes.

También normalmente, se exige una Garantía real, sobre el inmueble financiado, e incluso otras garantías adicionales.

Indudablemente, lo expuesto no se suele explicar y cuando se pierde la vivienda, por ejecución judicial, o por entrega al Banco, existe el desfase entre el valor obtenido por la vivienda y el importe del préstamo, desfase que obliga al o los prestatarios, a satisfacer hasta su total pago la cuantía pendiente.

De ahí surge el problema, fruto de la desinformación y de la demagogia, en muchos casos. El prestatario se pregunta si he firmado un crédito hipotecario, sobre una vivienda y la he perdido y encima tengo que seguir pagando durante no sabe cuánto tiempo, o me han engañado, o están abusando de mi.

Ambas posturas, a su juicio, injustas son causa de la desinformación.

En resumen NO ES CRÉDITO HIPOTECARIO, sino PRÉSTAMO PERSONAL, con GARANTÍA DE SUPERPOSICIÓN HIPOTECARIA.

Y todo ello debe ser explicitado por Bancos, Notarios y por medios de comunicación.

volver

X

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.